29 de julio de 2016

Recuerdan a María Grever y Agustín Lara en la Biblioteca de México.

Fotos: RMM
Agustín Lara (1897-1970) y María Grever (1885-1991) fueron compositores conocedores del lenguaje y la poesía, quienes escribían sus propias letras, lo que fue, en opinión de la cantante María Luisa Tamez, una genialidad.
En el Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado de la Biblioteca de México, la compositora y soprano Nayeli Nesme y María Luisa Tamez sostuvieron una charla en la que plantearon las personalidades de estos compositores que han dado identidad a México con sus obras, rindiéndoles un homenaje a través de datos, fotografías, audios e interpretación en vivo de sus canciones.
El acto sirvió de marco para presentar dos materiales: el libro María Grever. Reflexiones sobre su obra, una investigación de 10 años de trabajo realizado por Nayeli Nesme, el cual tiene el propósito de reunir y ubicar la obra de mayor formato de María Grever, así como su producción artística y actividad editorial, así como el disco María Luisa Tamez canta a María Grever y a Agustín Lara.
En opinión de María Luisa Tamez, la publicación editada por la Universidad de Guadalajara busca honrar a María Grever, personaje ícono de la cultura popular mexicana que considera en el ámbito musical podría ser una sor Juana Inés de la Cruz.
Por su parte, Nayeli Nesme señaló que el disco en el que se puede disfrutar de la voz de Tamez se interpretan obras compuestas por una mujer (Grever) refinada, con educación y culta, y las de un hombre (Lara) con cierto refinamiento musical, pero cuya vida tenía más del arrabal. “A pesar de ser tan diferentes, ellos forman una simbiosis. Esa simbiosis son los íconos y soportes de lo que sería la canción contemporánea romántica muchos años después”.
Agregó que la música de estos dos compositores es parte de la formación de mucha gente. “Amamos y lloramos con sus canciones, forman parte de la educación sentimental del mexicano, como lo forman también en otro sentido José Alfredo Jiménez y Armando Manzanero”.
Respecto a la razón de que después de tantos años sus canciones sigan interpretándose, María Luisa Tamez expuso que tiene que ver con el romanticismo, elemento que se cultivó en muchas personas. “Los que tenemos más de 40 años nacimos impregnados de toda esta música y pléyade de compositores dedicados a este género”.
Nayeli Nesme destacó de la personalidad de María Grever su calidad artística y humana, pues, dijo, ayudó a muchos artistas en Estados Unidos. “Ella tenía un peso específico, era la gran señora de la canción, una mujer imponente por su cultura, personalidad y dominio, quien decía que cada compositor que se preciara de serlo no debía despegarse de sus raíces. No fue una mujer que tuviera dudas”.
Sobre Agustín Lara, coincidieron que era un hombre sofisticado, un retratista del pueblo, cuya música siempre estuvo impregnada de ritmos. “Él hacía música para bailar, tenía ritmos guapachosos, llenos de alegría y algarabía. Siempre hablaba con una gran dignidad sobre la mujer; creo que fue el hombre que más ha escrito sobre toda una gama de mujeres”, comentó María Luisa Taméz.
Al referirse a la selección de canciones del disco María Luisa Tamez, canta a María Grever y a Agustín Lara, la cantante expuso que le costó trabajo elegir piezas que no tuvieran similitud. “La escritura de ambos compositores es muy diferentes, pero coincide en lo delicada, sofisticada y sensual”, apuntó.
Tamez comento que las obras de Grever se cantan con una técnica y la de Lara con otra. “Para cantar una ópera tienes 45 minutos, dos o tres horas para mostrar tus gamas vocales, pero en la canción mexicana se tiene uno o dos minutos para decirlo todo y eso es un reto tremendo”, afirmó.

El acto-homenaje incluyó música en vivo a tres voces con Nayeli Nesme, María Luisa Tamez y Elena Garnes, como invitada.

Fuente: Comunicado de la Secretaría de Cultura No. 1533/2016


 

20 de julio de 2016

Presentación del libro La tienda de los sueños. 100 años de cuento fantástico mexicano

Fotos: FSM 
La tienda de los sueños. 100 años de cuento fantástico mexicano es una antología que reúne cuentos de 20 escritores que tienen en común el uso de la imaginación para contar lo imposible y llevar a sus lectores a preguntarse por lo posible, por el modo en el que definen y entienden lo real.
El volumen fue presentado en el Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado de la Biblioteca de México por los escritores Iliana Vargas, Édgar Omar Avilés y Alberto Chimal.
Alberto Chimal -antologador del libro- destacó que La tienda de los sueños. 100 años de cuento fantástico mexicano reúne piezas con sueños, colores, ánimos y atmósferas de todo tipo hechos por escritores de los últimos 120 años.   
“Se trata de literatura de imaginación o de sueño dirigido, donde vemos que cada autor muestra su búsqueda del propio interior para encontrar las imágenes que permitan extraer de ahí lo más profundo, íntimo, extraño, maravilloso y terrible que es la serie de experiencias humanas que se convierten en alimento de una narración fantástica.
“Son textos que de muchas maneras acaban hablando, por medio del símbolo y la metáfora, de cosas de la realidad directa, observable y hasta histórica”.
Publicado por Ediciones SM, el libro reúne a los escritores Amado Nervo, Elena Garro, Leonora Carrington, Juan José Arreola, Guadalupe Dueñas, Amparo Dávila, Inés Arredondo, José Emilio Pacheco, Agustín Monsreal, Guillermo Samperio, Álvaro Uribe, Verónica Murguía, Norma Lazo, Cecilia Eudave, Ignacio Padilla, Fernando de León, Bernardo Esquinca, Magali Velasco, Iliana Vargas y Édgar Omar Avilés.  
“Son autores de la imaginación fantástica, es decir, del acto de decir deliberadamente aquello que sabemos es imposible, que no es cierto, que no puede pasar y nos guste o no es necesaria en un país autoritario, vertical y clasista para imaginar alternativas de la realidad presente”, detalló el ganador de los premios nacionales de Literatura Colima de Narrativa y San Luis Potosí de Cuento.
Entre las ficciones que el lector encontrará en el texto están Como en las estampas, La culpa es de los tlaxcaltecas, La debutante, El converso, Yo vendí mi nombre, Moisés y Gaspar, Orfandad, Tenga para que se entretenga, Tema del rescate, Tiempo libre, El evangelio del hermano Pedro, Styx y Umene eIndocumentado.
“Los cuentos -agregó Alberto Chimal- que se presentan no son la totalidad de los textos y autores que se han dedicado a esto, pero la idea es mostrar que la gente sigue entreteniéndose, imaginando e interesándose en escribir acerca de estas cosas a pesar que se dice que la narrativa fantástica mexicana no existe, resulta que sí.
“Los textos que se presentan exhiben el borde que entre lo que creemos cierto y lo que no, entre lo que es real y no, aquello que es posible y a la vez no. Es un libro con el que invitamos a los lectores a poner a prueba su propia convicción sobre qué es real, decidir si creen o no y si es posible la historia que leen”.  
Durante la presentación el público también disfrutó de la lectura de los cuentos Styx y Umene, de Iliana Vargas; Indocumentado, de Édgar Omar Avilés; El converso, de Juan José Arreola, y Como en las estampas, de Amado Nervo.  
La tienda de los sueños. 100 años de cuento fantástico mexicano es editado por Ediciones SM.


Fuente: Comunicado de la Secretaría de Cultura No. 1466/2016

5 de julio de 2016

Conferencia de Prensa "Quemar las Naves. El Viaje de Emma"

Fotos. RMM 
El periplo marítimo y metafórico de una mujer en busca del sentido de la vida es la premisa de la obra Quemar las naves. El viaje de Emma que iniciará temporada este 9 de julio en el Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado de la Biblioteca de México en La Ciudadela.
El montaje interdisciplinario dirigido por Rocío Carrillo revisita en forma tangencial el mito de Ulises y el recorrido que representa La odisea para construir el camino de transformación de una mujer madura.
“El planteamiento era desarrollar una heroína que no es una joven en un camino hacia la madurez, como es el caso de los héroes míticos, sino una persona que en nuestra cultura rompe con los esquemas de lo que debería ser una mujer alrededor de los 50”, comentó la directora.
Sin caer en los prejuicios y preconcepciones que se tienen sobre esta edad, el personaje protagónico muestra sus ganas de viajar y jugársela en la aventura sin un rumbo claro, luego del dolor por la muerte de su marido.
En este recorrido se encuentra con distintos personajes, como cíclopes, sirenas, la hechicera Circe, el dios Hermes, Calipso, Penélope, Orfeo y Medusa.
La historia es narrada a través de “teatro sin palabras”, el movimiento corporal y gestual de los actores y el apoyo de recursos audiovisuales mediante la proyección de imágenes diseñadas por Nayelli Torres y Chantal Vidal.
Quemar las naves. El viaje de Emma también cuenta con un diseño sonoro de Betsy Pecanins y la escenografía de Erika Gómez que recrea algunos elementos de un barco (proa, velas, palos, cuerdas, cubierta y mascarón).
“Ese es el desafío de contar una historia sin palabras. Mi apuesta es el juego con la interdisciplina. No hay palabra, pero hay voz, resultado de un laboratorio de Margie Bermejo con los actores. El sonido se ejecuta en vivo y la música está planeada para que haya elementos que simbolizan a los personajes”.
La actual miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) señaló que el público se enfrentará a múltiples posibilidades de lectura para acercarse de manera emotiva a la trama.
En el elenco participan Georgina Rábago, Ernesto Lecuona, Alejandro Joan Camarena, Beatriz Cabrera, Jonathan Ramos, Margarita Higuera, Tabris Berges y Óscar Acevedo, quien crea la música en vivo.
Esta puesta en escena se suma a otros montajes, como Medea el mito y Psique, en los que Rocío Carrillo plasma su fascinación por la mitología griega.
Hay una serie de patrones que son un ADN síquico para nosotros; para los griegos, estas figuras estaban representadas por los dioses y los mitos que plantean una serie de situaciones que todos los seres humanos tarde o temprano vivimos.
“Todavía hay sociedades que mantienen ritos iniciáticos y quedan resabios de la necesidad de esos mitos (…) El mito es revisitado porque nos sigue hablando de algo que aún somos”.



Fuente: Comunicado de la Secretaría de Cultura. No. 1350

7 de junio de 2016

Inauguracion de la videoinstalación de Hans Peter Kuhn



Fotos: RMM / Sría. Cultura

Un total de 50 breves videos que muestran paisajes naturales sin intervención humana, de igual número de países, integran la videoinstalación De aquí para allá (y de regreso), del artista alemán Hans Peter Kuhn, que se presenta en la Biblioteca de México.
Se trata del primer evento realizado en el marco del Año Dual México-Alemania, luego de la inauguración formal que se llevó a cabo este lunes en el Palacio de Bellas Artes y que tendrá un vasto programa de actividades durante 2016 y 2017 en ambos países.


Durante su inauguración, Jorge von Ziegler, director general de Bibliotecas, dio la bienvenida a nombre del secretario de Cultura del Gobierno de la República, Rafael Tovar y de Teresa, y celebró que con esta producción de especial valor el recinto ubicado en La Ciudadela se integre al enorme programa de actividades de este Año Dual.
“Es un gran orgullo hacerlo con un acontecimiento artístico de una calidad excepcional como lo es la videoinstalación De aquí para allá (y de regreso), del creador Hans Peter Kuhn. Creo que difícilmente se habría proyectado o ideado de mejor manera la incorporación o la participación de la biblioteca en esta gran celebración de acercamiento entre dos países que tienen una gran historia de cooperación, de diálogo e intercambio, como son Alemania y México”.
Destacó que esta exposición se da en el marco de la celebración de dos aniversarios muy significativos: los 50 años de presencia del Instituto Goethe en México y los 70 años de la fundación de la Biblioteca de México, donde sus miles de usuarios encontrarán una propuesta creativa extraordinaria de valor universal.
Por su parte, el embajador de la República Federal de Alemania, Viktor Elbling, celebró que esta videoinstalación se presente en la Biblioteca de México, pues es uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, poseedora de un espíritu cultural muy fuerte.
Precisó que la videoinstalación de Hans Peter Kuhn presenta visiones de la naturaleza del mundo a través de pantallas puestas en las mismas direcciones geográficas donde se encuentran los distintos países, dispuestas en una estructura circular con México al centro y que hace que el mundo también mire al espectador.
Por su parte, el director del Instituto Goethe, Reinhard Maiworm, señaló que De aquí para allá (y de regreso) encontró en la Biblioteca de México un lugar perfecto para su exhibición, pues también es una ventana al mundo que, en este caso, presenta la naturaleza de 50 países.

Paisajes sin intervención humana de Camboya, Vietnam, Inglaterra, España, Chile, Alemania y Francia, entre muchos otros, son presentados “en un círculo maravilloso, cuando estamos en el centro escuchamos un ruido mundial maravilloso, con todos los pájaros, pero no podemos decir de dónde es, para entenderlo tenemos que acercarnos, que movernos”.
De aquí para allá (y de regreso) invita al espectador a sumergirse entre imágenes de campos, desiertos, lagos, playas, bosques, montañas, ríos y acantilados, que envuelven al espectador en una sinfonía con los sonidos que se registran en cada uno de ellos.

El artista sonoro y visual Hans Peter Kuhn invitó al público a que “entre, vea, disfrute y se deje abrumar” por los sorprendentes paisajes que integran esta videoinstalación que estará abierta al público hasta el 28 de agosto en el Patio del Cine de la Biblioteca de México, en un horario de 10:00 a 18:00 horas.

Fuente: Comunicado de la Secretaría de Cultura.


11 de mayo de 2016

Feria Internacional del Libro de Arteaga 2016

Fotos Juan Toledo / DGB
El Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza a través de la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Educación y la Coordinación Estatal de Bibliotecas dieron a conocer esta mañana en rueda de prensa realizada en el foro "Antonieta Rivas Mercado" de la Biblioteca de México los avances de la FILA 2016 que este año llega a su edición 19. 

La FILA celebra este año su décimo novena edición en la que se preparan diversas actividades entre las que destacan presentaciones de libros, talleres, exposiciones y cátedras, ademas de presentaciones artísticas, mismas que se llevaran a cabo en las instalaciones de la Ciudad Universitaria de la UAC, en Arteaga Coahuila. 

Esta feria que se ha consolidado como una de las mas importantes del país se encuentra encaminada al fomento de la lectura y a la difusión de los escritores locales, la consolidación de nuevos espacios, mayores ofertas editoriales y el aumento en las ofertas académicas. 


Este año el país invitado es Cuba, el estado invitado es Baja California y la institución invitada es el INHA. 

La FILA crece en número de editoriales, para el presente año se tiene confirmada la participación de 150 editoriales, superando así el número de 2015 que fue de 120, con mas de 500 fondos. también crece en su espacio físico pues en esta edición los visitantes podrán disfrutar de un espacio de 15 mil metros cuadrados a diferencia de los 12 mil del 2015. con lo que se espera superar el número de visitantes del 2015 que fue de 140 mil personas, esperando llegar a los 200 mil. 

Fuente: Comunicado Secretaría de Cultura.


21 de abril de 2016

Recuerdan a Jaime García Terrés en la Biblioteca de México


La labor del ensayista, poeta y editor Jaime García Terrés (Ciudad de México, 24 de mayo, 1924–Íbid, 29 de abril, 1996) en instituciones como Bellas Artes, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Biblioteca de México, es considerada de las mejores.
Fotos: Comunicación Social Sría. Cultura
A 20 años de su fallecimiento, los escritores Juan Villoro, Rafael Vargas, Jaime Moreno Villarreal y el diseñador Germán Montalvo, colaboradores cercanos a García Terrés, recordaron las charlas y conversaciones que sostuvieron con quien fungió como director de la Biblioteca de México y su revista.
En el acto, realizado en el Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado del recinto de La Ciudadela, el escritor Juan Villoro aseguró que García Terrés fue un extraordinario titulador de libros y un poeta de los reinos combatientes, en cuya trayectoria y proyectos tuvo el afán de hacer que la voz circulara.
“Los 10 años que estuvo al frente de la Revista de la Universidad de México, a cargo de Difusión de la UNAM, de acuerdo con Carlos Monsiváis, fue después de José Vasconcelos el gran momento de la cultura mexicana. […] Si algo caracterizaba la inteligencia de García Terrés era tener una muy variada dilucidad por los temas más diversos y en ocasiones inesperados”, indicó Villoro.
Añadió que fue un “esplendido” editor de libros en el FCE y el custodio de la Biblioteca de México, todo con el afán de hacer circular ideas propias, pero también ajenas. “La autografía de un editor es su catálogo, los autores que publica, se necesita una especial generosidad para estar atendiendo al talento de los otros y buscar talentos, para darle espacio a escritores jóvenes”, expuso el actual miembro de El Colegio Nacional.
Recordó que en el FCE el autor de Reloj de Atenas (1977) dio la oportunidad a gente muy joven de trabajar y probar ahí sus primeras armas, como a David Huerta, Daniel Goldin y Christopher Domínguez Michael. Agregó que el poeta dejó constancia de su interés por la poesía helénica y que siempre estuvo atento a la discusión en la arena pública.
“Jaime García Terrés leía revistas en sus diferentes idiomas, sabía de todo, chismes cinematográficos, del mundo literario. Las conversaciones con él fueron una universidad, una educación”. Asimismo, Juan Villoro destacó la generosidad del reconocido editor por incorporar las voces de los demás.
En tanto, Jaime Moreno describió a Jaime García Terrés como afable y emotivo en el trabajo, que más que un maestro fue un “cofrade”. “Buscaba abrir puertas y excusas para hacer llegar la cultura a la población en general. Lo que hizo de diferentes maneras”, manifestó.
El poeta Rafael Vargas describió las charlas presididas por Jaime García Terrés como encantadoras, en las cuales se hablaba de sal y pimienta y de todo un poco.
“Don Jaime era un hombre con una vocación enorme, de crear colectividades culturales, de hacernos partícipes de conversaciones distintas. Creo que tuvimos la suerte de ser participes de su conversación, de su magisterio. Él es el mejor editor de publicaciones literarias que ha habido en México, y así se lo dijo Juan García Ponce”, señaló.
Muestra bibliográfica
En el Patio de los Escritores de la Biblioteca de México se exhibe una pequeña muestra bibliográfica dedicada a Jaime García Terrés; en vitrinas se distribuyeron más de 50 obras, entre textos originales del archivo, libros, traducciones, catálogos, CD’s, revistas, entre otros formatos, además de 13 fotografías, un collage y un poema en su texto original.
En las fotografías se puede apreciar al promotor cultural en diferentes etapas, leyendo discursos y acompañado de reconocidas figuras, como Carlos Monsiváis y Gabriel García Márquez.
En el texto escrito para esta pequeña muestra, Rafael Vargas dice: “Se recuerda a Jaime García Terrés como uno de los más distinguidos difusores de la cultura que hayan laborado en el sector público mexicano en el siglo XX”.

Fuente: Comunicado de la Secretaría de Cultura


7 de abril de 2016

El árbol habla. Octavio Paz para niños.

El volumen y exposición El árbol habla. Octavio Paz para niños de manera accesible acerca a los infantes a la poesía y al mundo poético del Premio Nobel de Literatura mexicano.
En la Biblioteca de México los escritores Felipe Garrido, Carmen Leñero y Susana Ríos, coordinadora del Programa Nacional de Desarrollo Infantil-Alas y Raíces, presentaron esta publicación, la número siete de la serie Poesía para niños.


La colección que ha contado con la participación creativa de niños y niñas está compuesta por los títulos Brochazo de sol. Pellicer para niños; Al téquerreteque. Sabines para niños; Alma mía de cocodrilo. Efraín Huerta para niños; En los cabellos del árbol. Elías Nandino para niños; Que me bautice el viento. Enriqueta Ochoa para niños, y Paraíso de compotas. López Velarde para niños, tiene por objetivo acercar a los pequeños a los reconocidos poetas mexicanos.

Como en los anteriores volúmenes, para la publicación El árbol habla. Octavio Paz para niños participaron infantes del lugar de nacimiento del poeta, siendo en el caso del autor de El laberinto de la soledad el barrio de Mixcoac.

La coedición de Alas y Raíces, con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, reúne una selección de versos de la obra del poeta, realizada por la investigadora Carmen Leñero, dichos fragmentos fueron el punto de partida de un taller de artes plásticas organizado por Alas y Raíces en 2015, los cuales dieron como resultado las ilustraciones del libro, realizadas por alumnos de la Escuela Primaria Independencia.

Carmen hizo la selección de fragmentos de poemas que ella consideró podrían ser atractivos para los niños y escribió para la publicación la Introducción; por su parte Felipe Garrido nos presenta una semblanza del poeta para acercarlo más a los niños, con el fin de que se den cuenta de que el autor de El laberinto de la soledad fue niño, se trepó a los árboles y tuvo ideas brillantes que se convirtieron en poemas, expuso en entrevista Dolores González-Casanova, coordinadora editorial.

Por su parte, Susana Ríos indicó que la obra fue conocida por la viuda de Octavio Paz, Marie Jo Paz, a quien le encantó. “Dijo que los niños son unos artistas y la obra fue hecha con mucho cariño”.

Mientras que Felipe Garrido invitó a los infantes a que más que leerlo, jueguen con él. “Hay muchos juegos escondidos, se puede jugar con las palabras, las imágenes, hacer otros dibujos, para en su manera de ver conozcan o identifiquen lo que quiso decir Octavio Paz en sus poemas”, expuso.
En tanto, Carmen Leñero mencionó que ella de niña descubrió que no es lo mismo las palabras para decir cosas que para decir poesía. “En la poesía no usamos las palabras para describir o informar, las empleamos para hacer magia.

Fotos: Juan Toledo-DGB
"La poesía tiene algo que no tienen ni los cuentos ni las lecciones de la escuela ni la historia ni la ciencia, sino que está generando un punto de emociones, sentimientos e imágenes, cosas que vemos", dijo Leñero, quien cantó a los pequeños de la primaria Independencia un par de versos de la obra de Octavio Paz.
A la presentación editorial asistieron los 27 niños y niñas que realizaron las ilustraciones que componen la obra, quienes colaboraron bajo la coordinación del pintor y tallerista en artes plásticas Roberto Martínez.
Estas imágenes realizadas por los niños y versos de la obra de Octavio Paz integran la exposición homónima al libro, la cual albergará el recinto ubicado en Plaza de La Ciudadela hasta el 8 de mayo próximo.
El montaje está integrado por 36 ilustraciones originales del libro, mismas que están acompañadas por fragmentos de poemas y dos árboles, uno parlante, el cual emite poemas y otro en cuyas hojas los visitantes pueden escribir pensamientos, ideas o poemas.
“Los invitamos a que vengan al vestíbulo norte de la Biblioteca de México a ver la exposición donde se verá que los niños están en sintonía con el poeta y que han pasmado pinturas estupendas, las imágenes que la poesía de Octavio Paz provocó en ellos”, puntualizó Susana Ríos.


Participación Infantil
Previo a la presentación del libro y apertura de la exposición El árbol habla. Octavio Paz para niños, 90 pequeños, entre ellos los ilustradores del libro, participaron en tres foros: Reporteros gráficos, Expresión corporal y Reinterpretación de imágenes.
“En la Coordinación solicitaron se organizaran foros para dinamizar el material editorial que generamos en Alas y Raíces. Se nos ocurrió que los niños ilustradores podían compartir a otros niños su experiencia de dibujar y llegar a Octavio Paz a través de él.
“Ellos guiaron y fueron los mediadores, fue así que se interpretaron poemas de Paz a través de movimientos corporales, se jugó al teléfono descompuesto, a la papa caliente; lo principal es contar con un espacio y tiempo donde los niños puedan estar, conversar y construir conocimiento en colectivo”, expuso Erandi Almazán, coordinadora del Programa de Participación Infantil de Alas y Raíces.
La exposición El árbol habla. Octavio Paz para niños, estará hasta el 8 de mayo en la Biblioteca de México, en el vestíbulo norte de la Biblioteca de México, ubicada en Plaza de la Ciudadela, Tolsá No. 4, Centro Histórico.
La publicación, de la cual se imprimieron tres mil ejemplares y se espera este año cuente con su versión digital, puede adquirirse en la Red de Librerías Educal.






Fuente: Comunicado No. 657/2016, Secretaría de Cultura.

17 de marzo de 2016

Percepción no visual



Esta exhibición es resultado del taller "Educación de la Imagen: Fotografía Documental Comunitaria. Percepción No Visual", en la que participaron tres grupos comunitarios: adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores con capacidades diferentes (debilidad visual y ceguera), provenientes de la zona metropolitana.





Fotos: Juan Toledo-DGB
El proceso creativo, por el cual los participantes adquirieron sus herramientas, a través de una sensibilización multisensorial, consistió en la conservación y preservación de archivos fotográficos, pláticas informativas sobre Derechos Humanos, el ejercicio de sus Derechos Culturales, elaboración de historias de vida (análisis y reflexión en temáticas de interés por parte de cada participante y de manera colectiva), taller de técnica fotográfica, elaboración de proyectos a través del género documental.



La muestra permanecerá abierta al público del 17 de marzo al 17 de abril de 2016.


14 de marzo de 2016

Exposición Oxtotitlán en la Biblioteca de México




Esta tarde fue inaugurada la exposición Oxtotitlán. 12 años de esfuerzos compartidos presentada por la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH en las instalaciones de la Biblioteca de México. La muestra explica, a través de fotografías, el Proyecto de Conservación Integral del Sitio de Pinturas Rupestres de Oxtotitlán, Guerrero, un ejemplo representativo de la protección de los bienes patrimoniales y el trabajo conjunto con las comunidades.
Fotos: Juan Toledo
La muestra forma parte de las actividades conmemorativas por la conclusión del proyecto realizado en  un espacio ritual de filiación Olmeca, que fue rescatado por el equipo de trabajo de la restauradora perito de la CNCPC, Sandra Cruz Flores, con la participación activa de los integrantes de la comunidad náhuatl de Acatlán, municipio de Chilapa de Álvarez, Guerrero.
Las fotografías de gran formato ilustran las afectaciones que presentaba el sitio de Oxtotitlán generadas por el paso del tiempo y una serie de grafitis que cubrían las pinturas milenarias. Explican el proceso de intervención abordando temas relevantes como la participación comunitaria, los trabajos de conservación en el sitio, la participación de los niños de la comunidad y la implementación de un jardín etnobotánico con plantas características de la región.
Además del recorrido fotográfico, la exposición incluye un video testimonial con personas de la comunidad involucradas en el proyecto, quienes relatan la experiencia que tuvieron durante los años de trabajo y el aprendizaje adquirido.
“Esta exposición es un testimonio y reconocimiento a un proceso que logró ser realmente de corresponsabilidad frente al patrimonio cultural, compartido, asumido y construido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia en conjunto con la comunidad náhuatl de Acatlán y el Ayuntamiento de Chilapa de Álvarez. Es un homenaje para todas las personas que a lo largo de doce años participaron en los trabajos y siguen colaborando en la protección del sitio”, señala Sandra Cruz Flores.

La exposición “Oxtotitlán. 12 años de esfuerzos compartidos” permanecerá en el Patio del Cine de la Biblioteca de México, del 14 de marzo al 16 de abril.





28 de febrero de 2016

Taller de cultura de paz, niños en acción "Mi voz"



La sala infantil con el fin de promover el derecho de participación y libre expresión de los niños sobre sus intereses, preocupaciones y deseos, así como sus opiniones para la toma de decisiones comunitarias, familiares y escolares llevo a cabo el taller de Cultura de Paz, Niños en Acción: Mi voz.








Fotos: Juan Toledo-DGB
Mediante plenarias, urnas de votación, espacios de diálogo y discusión, exposiciones con diferentes temáticas de interés: medio ambiente, combate de la violencia la sala infantil escuchó la voz de los niños.